Epistemología o Filosofía de las Ciencias



Epistemología o Filosofía de las Ciencias

 Click aquí para bajar en doc Qué es la Epistemología o Filosofía de las Ciencias

Epistemología Del griego Episteme, conocimiento o ciencia, y Logos, teoría o estudio. Etimológicamente significa “estudio del conocimiento” o “estudio de la ciencia”.  Este término, a grandes rasgos y siguiendo dos tradiciones diferentes se puede entender de dos maneras. Los anglosajones suelen entender a la Epistemología como una disciplina filosófica que se ocupa de la reflexionan sobre el conocimiento en general. En este sentido, teoría del conocimiento, gnoseología y epistemología serían casi sinónimos. Para los anglosajones la reflexión sobre el conocimiento científico especifico, se denomina Filosofía de la Ciencia. Sin embargo, en nuestro idioma y también en el francés, distinguimos el significado de “gnoseología” respecto al de `epistemología´ en el sentido de que la epistemología sería esa parte de la filosofía que se ocupa en especial del conocimiento científio.

Para superar esta ambigüedad del término Epistemología usaremos el término Filosofía de las ciencias, para referirnos a la rama de la filosofía que  tiene como objeto de estudio a la ciencia.

Los problemas de la Filosofía de las ciencias (o problemas epistemológicos)

 

“Hoy la Filosofía de la Ciencia arranca desde la constatación (…) de que existen hace tiempo muchas ciencias en continua evolución provistas de elementos en parte similares y en parte distintos. El filósofo de la Ciencia deberá analizar estos elementos, estos aspectos, sometiéndolos a un examen crítico desprejuiciado y coherente.

Ahora bien, el primer y más sorprendente entre ellos (…)  es el carácter convencional de los axiomas o principio de las teorías científicas Está claro que ello nos obliga a renuncia a la presunta calidad  de absoluto de las verdades obtenidas mediante tales teorías: pero ¿significa esto que las ciencias no están en condiciones de hacernos llegar alguna verdad?

…Otra característica delas ciencias es, por lo menos hoy, su continuo desarrollo que da origen al llamado ´progreso científico´. Pero también aquí surgen diversos problemas que deben ser atentamente discutidos por el filósofo de la ciencia. ¿Cómo se da el desarrollo de la ciencia? ¿Por simple acumulación de nuevos descubrimientos que se suman a los viejos, como se pensaba cuando las verdades que obtenían las ciencias se consideraban absolutas? ¿O quizá tal desarrollo se a través de crisis y revoluciones?

Y más aún, ¿son confortables entre sí las diversas teorías científicas, aun cuando parten de principios radicalmente distintos? ¿En base a qué criterios considerar una teoría mejor que otra?”  (Geymonat. Límites Actuales de la Filosofía de la Ciencia)

Otros problemas de la Filosofía de la Ciencias son: ¿Cuál es la relación de la ciencia con el poder?; ¿Cómo se constituye una teoría científica?; ¿Cuáles son los tipos de razonamientos válidos en el proceder científico?; ¿Cuál es la relación de una sociedad con la producción científica? ¿Es la ciencia un saber objetivo y neutral?: etc.

                                     

La ciencia en la actualidad

 

Preguntar por la ciencia no debería ser parecer una tarea innecesaria para el hombre contemporáneo. En efecto, el impacto del desarrollo científico y tecnológico en el siglo XX se manifiesta en todos los ámbitos del quehacer humano.

Desarrollemos la imaginación: ¿Qué ocurriría si mágicamente desaparecieran los componentes científicos, es decir los conocimientos y las aplicaciones de las ciencias de nuestro mundo actual? Evidentemente, la distancia que media entre los hombres de la caverna y nosotros disminuiría enormemente.

Desde la simple aspirina hasta el trasplante de órganos, como los tejidos sintéticos, el avión y la televisión, los mísiles y el rayo láser, el gas y la electricidad llegando a nuestras casas, serían impensables. Ni hablar de computadoras, viajes especiales o energía nuclear. Además, no solo nuestra vida material se modificaría. Nuestra visión del mundo y  de nosotros mismos. Por supuesto, también cambiaría el lenguaje. Aumentaría la mortalidad, todo nos sería más trabajoso y peligroso: la comunicación con cualquier parte del mundo se dificultaría y retardaría, si es que continuase siendo posible. Aunque se esfumarían las ojivas nucleares, amenazando la existencia misma del planeta Tierra, así como restituiría el equilibrio ecológico. Este ejercicio de la imaginación señala la importancia de la ciencia y sus aplicaciones: muestra el desarrollo científico compromete a nuestra vida actual. Bajo estas circunstancias no resulta superfluo preguntas: ¿qué es la ciencia?

¿Qué es la ciencia?

 

Definir lo que es la ciencia ya es un problema de la filosofía de la ciencia. Por lo que cualquier intento de caracterizarla o definirla no contará con la aceptación de todos los filósofos. Daremos a continuación algunas visiones que intentan explicarla.

“Cuando se habla de ciencia, se hace referencia a un conocimiento. Es decir, a un cuerpo de ideas. La ciencia se caracteriza por ser un conocimiento sistemático, verificable y metódico que resulta así fundamentado. Sus resultados son provisorios; por ende, la investigación puede llegar a reformularlos o remplazarlos por otros nuevos. El conocimiento científico logra así, ser objetivoSubjetivo es aquello que varía con cada sujeto, lo que está determinado por las peculiaridades de  cada individuo. Objetivo puede comprenderse como lo que corresponde a los objetos. Pero como noción opuesta a ´subjetivo´, significa lo que no varía con cada sujeto, sino que se presente de igual manera para todo sujeto. (…)

La objetividad del conocimiento científico exige como requisitos un lenguaje preciso y univoco, comunicable a cualquier sujeto capacitado, quien podrá disponer así de los elementos necesarios para corroborar la validez de las teorías en sus aspectos lógicos y verificables.

La ciencia busca explicar la realidad mediante leyes, las cuales posibilitan además predicciones y aplicaciones prácticas (la tecnología). El conocimiento científico es un conocimiento objetivo que se estructura en sistema verificables, obtenidos metódicamente y comunicados en un lenguaje construido con reglas precisas y explicitas donde se evita la ambigüedad y los sin sentidos de las expresiones”

Díaz, Esther.

 

“La ciencia es un conjunto de conocimientos racionales, ciertos o probables, que obtenidos de manera metódica y verificados en su contrastación con realidad se sistematizan orgánicamente haciendo referencia a objetos de una misma naturaleza, cuyos contenidos son susceptibles de ser trasmitidos” Ezequiel Ander-Egg.

La ciencia como algo existente y completo, es la cosa más objetiva que puede conocer el hombre. Pero la ciencia en su hacerse, la ciencia como un fin que debe ser perseguido, es algo tan subjetivo y condicionado psicológicamente como cualquier otro aspecto del esfuerzo humano, de modo que la pregunta ¿Cuál es el objetivo y el significado de la ciencia?, recibe respuestas muy diferentes en diferentes épocas y de diferentes grupos de personas. Albert Einstein

 

Contextos epistemológicos. Epistemologías normativas y descriptivas.

En el siglo veinte, la rama de la filosofía que se desarrolla de forma más profunda es la epistemología o Filosofía de la Ciencia. Este fenómeno obedece al vertiginoso desarrollo del conocimiento científico, la producción del mismo, su validación y sus aplicaciones. Sin embargo, no existe una única línea en materia epistemológica. Podemos distinguir al menos dos grandes modelos diferentes e, incluso, en algún caso, enfrentados. Llamaremos respectivamente epistemologías normativas y epistemologías descriptivas a cada modelo.

Las epistemologías normativas se caracterizan por la búsqueda de demarcación entre lo que es y lo que no es ciencia, y aplican para tal fin criterios lógicos y metodológicos. En cuanto a la lógica, sólo admiten la formal bivalente. En materia metodológica, depende de la corriente o autor. No se ocupan de quién, cómo y en qué condiciones se producen las ideas, sino que toman a las ideas como un producto. En este sentido, se constituyen en epistemologías sin sujeto de conocimiento, y a la vez son atemporales o ahistóricas, puesto que no consideran el contexto sociocultural en el que se producen las ideas.

Por otro lado, las epistemologías descriptivas utilizan criterios más laxos, considerando aspectos históricos, sociológicos, psicológicos, etc. Su atención se centra en el proceso de producción del conocimiento. En función de esto, las actividades del sujeto del conocimiento son centrales. Además, toman en cuenta las condiciones socio históricas que determinan la producción del conocimiento.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s